Aragón defiende un plan de rescate de residencias de mayores y medidas para incentivar el turismo

Chismorrea con tus amigos

El Presidente de Aragón aboga por un gran pacto nacional en Educación y reclama mayor flexibilización en el medio rural como la movilidad regional

Lambán: “Me asusta más el clima político que la propia pandemia”

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha hecho hincapié, durante su intervención en la décima videoconferencia de presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, en seis materias: sistema de financiación; un gran pacto en Educación y medidas de conciliación para afrontar el nuevo curso escolar; un nuevo modelo de residencias; apoyo al sector turístico; flexibilización en los siguientes pasos de vuelta a la normalidad en el medio rural, y la necesidad de pactos nacionales para salir de esta crisis.

En su introducción, ha constatado que la lealtad interinstitucional debe ser aún mayor en situaciones excepcionales, como la presente, en las que los gobiernos autonómicos deben aceptar las decisiones del ejecutivo central y por ello, desde Aragón se apoya la declaración del Estado de Alarma. En este contexto, ha hecho un llamamiento a la prudencia de todos los ciudadanos para no bajar la guardia tras el esfuerzo colectivo realizado en dos meses de confinamiento.

También ha compartido la noticia de que un proyecto de investigación de la Universidad de Zaragoza será uno de los dos (junto con el de Santiago de Compostela), que ha sido seleccionado por el Ministerio de Ciencia para desarrollar un proyecto de investigación en relación con la vacuna contra el Covid-19. Una demostración, a juicio de Lambán, de la talla de los investigadores aragones.

Una de las mayores preocupaciones que se plantean a nivel nacional está en el ámbito de la Educación, con un comienzo de curso que podría coincidir con un rebrote del virus, y con la imposibilidad de que todos los alumnos acudan a las aulas, lo que –según ha planteado el presidente Lambán- generará mayores costes del servicio y problemas de conciliación laboral de las familias con las escuelas cerradas. Aragón ha aceptado la decisión de no abrir los centros, pero advierte de los graves problemas que se generarán en el mes de septiembre, porque “es difícil sustituir la escuela como elemento de conciliación” y cree que será importante consensuar medidas. Ya ha adelantado que Aragón trabaja en diversas medidas, pero ha considerado más positivo poner en común aquellas que trabajan todas las comunidades y alcanzar un gran Pacto por la Educación o consensuar medidas dentro de un plan nacional.

Uno de los sectores más afectados por la pandemia han sido las residencias de personas mayores. “La pandemia obliga a una reflexión seria sobre el modelo y mientras tanto, hay que empezar a tomar medidas pensando en la posibilidad de rebrote en otoño”, ha expuesto Lambán, quien ha descrito que “las residencias han sufrido un choque muy importante en su gestión, los centros de día siguen cerrados, las estancias diurnas en residencias están prohibidas. Se ha hecho una reserva del 10% de la capacidad residencial para abordar con éxito un plan de contingencia y, además, se ha hecho un daño muy grande a su imagen y prestigio”.

En Aragón también se está pensando en esta cuestión pero Lambán ha manifestado que parece oportuno compensar a las residencias de los quebrantos que han sufrido, planteando una mejora del servicio, con personal especializado, con mayor conexión con los servicios sanitarios y ello supondrá un mayor encarecimiento de los costes, por lo que para para facilitar el acceso de personas habrá que tratar de solucionar estas situaciones mediante más becas y aportaciones a los interesados y sus familias para acceder a las residencias. Igualmente, Lambán ha defendido la oportunidad de incrementar los sueldos al personal que atiende a los mayores que actualmente son muy bajos. “Todo ello es difícil, habrá que ampliar los sistemas de inspección, establecer mecanismos de coordinación” y esto, según ha expuesto el presidente aragonés, como mínimo emplaza al Gobierno de España a que se cumpla con la Ley de Dependencia, aportando el 50% a las comunidades autónomas, y no el 13% como hasta ahora, “lo que lleva más de 10 años de incumplimiento y de reclamaciones para el desarrollo de esta ley”.

Con respecto al turismo como sector estratégico, ha considerado vital eliminar el hándicap de mantener en cuarentena a turistas extranjeros, para hacer viable la llegada de turistas. Lambán sigue pidiendo un plan nacional de rescate y ha trasladado que, aunque Aragón tiene una oportunidad con el turismo de interior, se hacen precisas más medidas, más allá de la “acertada” medida de extender los ERTEs y apoyo a los autónomos, tales como una campaña nacional de turismo de estímulo del consumo de la oferta turística del país.

Lambán ha avanzado que el vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, está trabajando en un plan específico que contemplará ayudas directas para que mitiguen los costes de implantación de medidas sanitarias, mamparas, higienizadores, desinfectantes, caretas, epis o separadores. También el sector trabaja en la formación de las plantillas de personal ante las nuevas situaciones de prestación de los servicios, manteniendo los niveles de calidad de atención a los clientes, que ha sido un elemento diferenciador de los profesionales de nuestro país.

También ha insistido en la vuelta a la normalidad en el medio rural, considerando “bastante sensato” seguir avanzando en la apertura de terrazas, bibliotecas, comercios, o espectáculos culturales, siendo antes en la España rural que en las grandes ciudades. Esto podría hacerse anticpando medidas de apertura de la siguiente fase y flexibilizando las medidas en una misma fase, autorizando a las comunidades, cuyos indicadores sanitarios respondan a las exigencias establecidas, a flexibilizar la reapertura económica de acuerdo con su propia estructura territorial. Igualmente, ha solicitado que la movilidad restringida al ámbito provincial se extienda al ámbito nacional.

Lambán ha reparado en otro de los grandes problemas que habrá que abordar para la reconstrucción económica y social tras la pandemia, recordado que antes de la irrupción del Covid-19, las comunidades autónomas ya reclamaban la reforma del sistema de financiación autonómica y ponían de manifiesto que todas se sentían “infrafinanciadas”. Ahora, este problema se agrava y aunque ha agradecido el montante de 16.000 millones de euros que el Estado, independientemente de los criterios de reparto, ha vaticinado que tendrán que producirse más entregas para acometer cuestiones de urgencia.

Por último, en su intervención en la videoconferencia, Lambán ha subrayado la necesidad de seguir construyendo pactos nacionales. Abstrayéndose de su propia ideología y militancia, ha considerado que pueden existir reproches y críticas de todos contra todos pero los considera “injustificables” cuando llevan a situaciones de tensiones como la presente. “O todos los que creemos en este país nos ponemos de acuerdo para salir adelante o no tendremos futuro. Y esto, a mi juicio, es más grave que la propia pandemia”, ha sentenciado el Presidente de Aragón.

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario