Adiós a cotizar por ingresos reales y otras medidas que no se aplicarán tras el adelanto electoral

Chismorrea con tus amigos

Lo pensé ayer mientras escuchaba la noticia del adelanto electoral. Adiós a cotizar por ingresos reales. Sin presupuestos no habrá una negociación efectivas para tomar una medida de este tipo. Todo queda en suspenso hasta la formación de un nuevo Gobierno.

Al menos tenemos un plan B, ya que las coberturas actuales por lo menos asegurado una estabilidad de cara a los próximos años, incluso en el peor de los escenarios donde no haya acuerdo entre los partidos para formar Gobierno o incluso vayamos a una repetición de elecciones. Todo está pactado para 2020 y hasta 2022.

Pero quedan muchas cuestiones en el aire. La cotización por ingresos reales es quizás la de más calado, ya que afecta a todo el colectivo. La política tiene sus tiempos y con las elecciones a finales de abril, en el mejor de los casos el Gobierno no se formará hasta principios de verano. Mientras se ponen a trabajar y se fijan agendas, incluso aunque esta cuestión sea prioritaria para el Ministerio de Trabajo, no se abordaría hasta el otoño de este año.

Pero quedan muchas cuestiones en el aire. La cotización por ingresos reales es quizás la de más calado, ya que afecta a todo el colectivo. La política tiene sus tiempos y con las elecciones a finales de abril, en el mejor de los casos el Gobierno no se formará hasta principios de verano. Mientras se ponen a trabajar y se fijan agendas, incluso aunque esta cuestión sea prioritaria para el Ministerio de Trabajo, no se abordaría hasta el otoño de este año.

Ni mejora el permiso por paternidad, ni habrá subida del diesel

Incluso aunque el actual equipo del Ministerio continuara sería un milagro poner a todo el mundo de acuerdo de cara a las cotizaciones en 2020. Por lo tanto, hasta 2021 no sería efectiva una medida de este tipo. Y eso siempre que el Gobierno entrante decida apostar firmemente por una medida de este tipo, algo que no está nada claro.

No es la única medida que queda en el aire. La subida del diesel, la reforma de la Ley de Medidas Urgentes del Trabajo Autónomo para mejorar las deducciones de los suministros, para trabajadores que lo hacen desde casa. No son las únicas mejoras que necesitan los autónomos y pymes.

Mientras todo queda en suspenso, los autónomos siguen sin mejorar sus condiciones.

También otras medidas que favorecen a los trabajadores que van a ser padres en 2019 y ven como no se ampliará el permiso de paternidad a 8 semanas. Una pena ya que es una medida que tenía un amplio consenso por todas las partes, pero que necesita de una dotación presupuestaria que actualmente no tiene.

Y veremos que pasa con los módulos. Con unos presupuestos prorrogados y posiblemente incumplimientos con Bruselas, un panorama electoral sin citas en el horizonte, todo indica que se dan las condiciones para no volver a prorrogar los límites actuales. Algo por otro lado lógico después de hacerlo durante dos años más de los previstos.

Pidan señores, que los reyes magos llegan en la campaña electoral

Las medidas efectivas tardarán en aprobarse, sean las que sean, y estaremos otro año más en suspenso. Y son muchos esperando que las pequeñas empresas y los autónomos puedan mejorar sus condiciones. No basta solo con decirlo, prometerlo en las campañas electorales. Luego hay que hacerlo.

El colectivo de autónomos es muy importante a nivel electoral. Por eso los políticos siempre prometen medidas, que luego se disuelven en como un azucarillo en caso de llegar al Gobierno.

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario