28 de Junio “Un día con orgullo”, artículo de opinión de Beatriz Altaba

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

El próximo 28 de Junio se celebra el “día Internacional de Orgullo LGBT (Lesbianas, Gay, Bisexual y Transgénero) también conocido como Día Internacional del Orgullo Gay. Se conmemoran una serie de eventos, donde los colectivos homosexuales instan por la tolerancia y igualdad de gays, lesbianas, y transexuales.

¿Por qué esta fecha? El 28 de Junio de 1969se produjo la revuelta de Stonewall en New York. Stonewall era un bar frecuentado por gays, transexuales, drag Queens y jóvenes afeminados que en la madrugada de ese día sufrió una de las numerosas redadas que se producían, por el hecho de tener una clientela “diferente”. Fueron unos disturbios violentos y fue la primera ocasión en la historia de Estados Unidos en que la comunidad “LGBT” lucho contra un sistema que presionaba a personas que se desviaban “de lo normal”

El 28 de Junio de 1970 tuvieron lugar las primeras marchas del orgullo gay en ciudades como New York y los Angeles, conmemorando el primer aniversario de los disturbios. Con el tiempo otras ciudades fueron organizando marchas similares y ya en nuestros días, Madrid, Barcelona, Londres, Berlín, Sao Pablo o Sidney siguen el mismo camino.

La noción básica del orgullo reside en que ninguna persona debe avergonzarse de lo que es, sea cual sea su sexo biológico, orientación sexo afectiva, su identidad sexual o su rol de género. Surge como respuesta política hacia los distintos mecanismos que el sistema tradicionalista utiliza contra quienes se “desvían” de la heteronormalidad: la vergüenza, la exclusión y las agresiones físicas y psicológicas que pueden llevar hasta la muerde de la víctima.

Quiero acabar plasmando mi visión personal de este colectivo.

“Dejémonos de paparruchas y que la gente haga con su vida lo que quiera, que se enamore y se case con quien quiera, que sea lo que quiera ser, en otras palabras, QUE SEA FELIZ…”

 

Artículo de opinión de Beatriz Altaba Sanz, Partido Aragonés de Alcañiz.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario